miércoles, 29 de octubre de 2014

El gobierno de las emociones


Se trata de analizar de forma divertida qué ocurre en una persona cuando se deja dominar por sus emociones y qué efecto tiene en el grupo con el que convive o trabaja.


1ª parte: reconocemos las emociones y preparamos el juego.


Las emociones básicas.

Cada grupo prepara un tarjetero con las seis emociones básicas que veremos en la presentación:  miedo, enfado o ira, tristeza, sorpresa, asco o rechazo, alegría o felicidad. Se pueden añadir o alternar dos más: el placer y la vergüenza.




"El gobierno de las emociones"

Esa breve frase tiene un triple sentido:
1) Las personas pueden controlar sus propias emociones, de forma inteligente.
2) Las emociones pueden dominar completa o parcialmente a las personas, lo que tiene efectos poco deseables.
3) ¿Qué pasaría si el gobierno, es decir, el/la presidente/a y sus ministros/as, se dejara arrastrar por las emociones, sin ninguna mesura?
No me refiero al amor o a la generosidad, claro está.



La reglas del juego: formar gobierno.

Tenéis que formar el gobierno de un nuevo país o de un nuevo planeta, después de una catástrofe que os obliga a asumir la responsabilidad.

1º) Se ponen de acuerdo dos grupos entre sí. Como hay ocho grupos, se reunirán cuatro equipos de siete u ocho miembros.
2º) Una de las personas hace de periodista: en principio, su tarea es realizar preguntas para un reportaje. 
3º) Los demás miembros se reparten entre sí, por azar, ocho tarjetas, donde están escritas las siguientes emociones: miedo, enfado o ira, tristeza, sorpresa, asco o rechazo, alegría o felicidad, satisfacción o placer, vergüenza. 
4º) Se elige a un/a presidente/a del gobierno, el cual reparte los ministerios: educación, salud pública, economía, defensa (ejército), relaciones exteriores (diplomacia), interior (fuerzas de seguridad), medio ambiente, fomento (obras públicas), etc.




2ª parte: preparamos el programa del "gobierno de la emoción".


El presidente y cada ministro/a tienen que preparar su programa de acciones "urgentes" y "ordinarias". Si no sabéis cuáles son las funciones del ministerio, pregunta en casa o investiga en la red.

Importante: antes de empezar, hay que revisar la tarjeta con la emoción que le ha correspondido. Todas sus acciones deben expresar el impulso de dicha emoción: alegría, miedo, ira, etc. 

Se trata de una pieza teatral: un monólogo. Así pues, hay que redactar el texto que luego se recitará o se leerá en clase.


3ª parte: la reunión de gobierno.

Se realiza la primera reunión de gobierno y cada persona expone brevemente su programa. Cada uno/a tiene dos minutos. 
Hay que evitar que la vergüenza (una emoción incapacitante) impida o anule el juego. 
Los/as periodistas comienzan a grabar a partir de ese momento, sin hacerse mucho de notar.









Reflexión

Responde al siguiente cuestionario:






Conclusión: la inteligencia emocional

Reconocer las emociones que nos embargan es el primer paso para poder controlarlas, sin reprimirlas.
Si me doy cuenta de que la emoción me domina, puedo actuar conscientemente para recobrar el equilibrio. 
¿Cómo? ¿Suprimiendo la emoción? Es innecesario y hasta dañino. Se llama "represión". 
Conviene aprovechar lo que siento para expresar lo que pienso, en vez de que las emociones hablen por mí y me impidan actuar de forma equilibrada, en mi beneficio y en favor de mi equipo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Cuando hagas un comentario, piensa y redacta de la mejor forma posible. Gracias por cuidar tu/nuestro lenguaje.