miércoles, 14 de enero de 2015

¿Cómo has dicho? Una introducción a la ortografía del español estándar

Comienza el nuevo proyecto del trimestre: Academia Real de Ortografía (ARO).
Toda la información necesaria en la página web del proyecto:

Análisis de problemas por medio de una dinámica: "¿Cómo has dicho?".


1. De forma individual.


Redactar mensajes en un papel, remedando lo que sería habitual por medio de una aplicación digital como whatsapp, messenger o hangout, así como por medio del correo electrónico.

1º) Un mensaje destinado a invitar a otros compañeros a reunirse y ver una película.


2º) Un correo dirigido al alcalde de Cártama... 

...para agradecerle su presencia en la fiesta inaugural del curso y solicitar la ayuda del municipio en el alquiler de películas que puedan proyectarse en el club de cine del nuevo IES.


2. En grupo.


1º) Comparar el estilo de ambos mensajes.


¿En cuál de los dos mensajes se demuestra más interés por la forma en que está escrito? ¿Cómo se percibe esa formalidad? ¿En qué rasgos?

2º) Revisar y comparar la ortografía de los mensajes, intercambiándolos entre los miembros del grupo.


Después de corregir las faltas ortográficas más ostensibles, ¿cuál de los dos tiene más errores?

3º) Descargar y jugar con la app 

"¿Como dice que dijo?": http://www.comodicequedijo.com/

Vamos a organizar el juego de forma sencilla. Cuando os toque preparar vuestra sesión, podréis hacerlo de la manera que os parezca más divertida.

Actúa como árbitro una persona voluntaria, quien toma nota en la pizarra de los resultados y vela para que se cumplan las reglas del juego:
- Se puede hablar dentro del equipo participante, pero no sugerir ni proponer la respuesta a otro grupo; todavía menos gritando. Quien lo haga, provoca que su equipo pierda un punto.
- Se puede pedir ayuda a otro grupo, pero en tal caso se repartirían a medias el resultado, sea un acierto o sea un error.

1) Cada equipo elige un número.
Intervienen siguiendo el orden que les ha tocado.

2) El equipo nombra a un/a portavoz, que irá cambiando en cada turno.

3) Se abre una ventana con el problema ortográfico a resolver.
El grupo tiene 10 segundos para reflexionar.
Si aciertan, suman un punto.
Si se equivocan, pierden medio punto.
Si no contestan, pasa el turno al siguiente equipo.

4) Puntos extra o bonus.
Si el equipo sabe definir el problema que se ha planteado, según las reglas de la ortografía, suma otro punto.
Si se equivoca, no pierde nada.

5) Se abre otra ventana. Le toca intervenir al equipo con el número siguiente al que empezó.
Y así sucesivamente, para que todos tengan las mismas oportunidades.

6) El juego concluye al agotar la secuencia de problemas (41).

Ortografía del español estándar

De qué trata la ortografía

¿Cómo representas los sonidos de la lengua hablada u oral por medio de la escritura? 
¿Tal cual? ¿Tal como suenan?
Si lo hiciéramos así, el resultado podría ser este, más o menos:
ola kease 
na enclase
mencanta aprende lengua, llaraora kempesara ablar desta cosa
nose
nonina
La transcripción de los sonidos de la lengua oral en la lengua escrita sigue unas reglas conocidas por todos los hablantes.
¿Por qué?

Problemas para entenderse: las variedades o variantes

Los 500 millones de hablantes de español en todo el mundo tienen problemas para entenderse.
Es lógico, dado que no hay ningún dialecto (cfr. Wordreference) que represente el "español puro". El andaluz es una forma de comunicarse tan válida como el castellano o como el colombiano. En cada país, la lengua oral, pero también la lengua escrita, varían considerablemente según la región o el estado donde se usan. Las diferencias entre países son aún mayores.

El español estándar

Así pues, los propios hablantes y usuarios del español han inventado una norma que facilite el entendimiento, con ayuda de diccionarios, gramáticas e instituciones como las Academias de la Lengua. No hay una sola "Real Academia", sino una por cada país donde el español o "castellano" es una lengua oficial, hasta veintidós. El resultado de los esfuerzos de todos los hablantes (no solo de los académicos) por entenderse es la llamada "lengua estándar".
Lo que se enseña en las escuelas no es diferente de la lengua que se aprende en la familia, a través de la literatura y en los medios de comunicación. Las variantes del español coloquial, literario o mediático forman parte de nuestra lengua común. Los problemas surgen cuando solo aprendemos una variante y rechazamos las demás. Por ejemplo, si no practicamos la lectura o nos comunicamos la mayoría de las veces con las mismas personas, en casa o a través de redes sociales como whatsapp.
El español estándar tiene que incluir todas esas variantes y, además, una forma común a todos, que es resultado de la educación y de la lectura de los clásicos literarios. ¿Por qué? Porque cada país tiene sus cadenas de TV, sus periódicos; cada pueblo tiene sus parques; pero las grandes obras de la literatura son patrimonio de todos los hablantes.

Registro culto y registro coloquial

Los usos más habituales de la lengua en la literatura, en la educación y en los "manuales de estilo" (que establecen los grandes medios de comunicación: agencias, periódicos, Wikipedia, etc.) configuran el llamado registro culto o formal del español y de cualquier otra lengua. Hay que hacer un esfuerzo consciente para hablar y escribir con claridad, es decir, adoptar una actitud formal, que se aprende también en la familia, además de en la escuela.
- kepasatia
- Niño, a ver si hablas con más respeto.
No obstante, ¿qué ocurriría si una persona se acostumbrase a leer buenos libros del siglo XVI o solamente textos científicos y no hablase con las demás? Tendría dificultades para entender a los hablantes reales, claro, porque desconocería el registro coloquial o informal (doméstico, familiar, callejero, vulgar) de la lengua en su entorno más próximo.
El español estándar está en permanente cambio. Constantemente se incorpora nuevo vocabulario, se revisan las normas de la gramática y se modifica la ortografía para facilitar el entendimiento.  

Diccionario, Gramática y Ortografía

La Asociación de Academias de la Lengua Española (no confundir con las "academias" o centros de enseñanza del español por todo el mundo), es decir, las instituciones que se preocupan por establecer una norma común, se han puesto de acuerdo para crear un Diccionario (un compendio de todo el vocabulario o léxico del español), una Gramática (unas normas de uso) y una Ortografía (reglas de escritura: véase el índice). 
Las últimas ediciones del Diccionario, la Gramática y la Ortografía son recientes: entre 2009 y 2014. Aun así, ya han sido criticadas por no atender a la realidad y a la diversidad de la lengua. El Premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez lo dijo en 1997 y lo que dijo sigue siendo válido.
Por si fuera poco, tanto la Gramática como la Ortografía no se difunden gratuitamente. Se venden caras.
Además, ¿crees que basta leer estas obras y aprendérselas de memoria para conocer el español estándar y practicar las normas comunes? ¿Qué opinas?

Cuestionario: búsqueda guiada y debate en grupo

Consulta la página web del proyecto ARO y visita los enlaces que aparecen, con el fin de contestar a estas preguntas.

1) ¿Cómo representas los sonidos de la lengua hablada u oral por medio de la escritura?
¿Tal cual? ¿Tal como suenan?

2) ¿Qué ocurriría si una persona se acostumbrase a leer buenos libros del siglo XVI o solamente textos científicos y no hablase con las demás?

3) ¿Cuál es la función de la Real Academia de la Lengua? ¿A qué se dedica?

4) ¿Crees que basta con leer la Ortografía, la Gramática y el Diccionario de la RAE y aprenderlos de memoria para conocer el español estándar y practicar las normas comunes? ¿Qué opinas?

Glosario sobre los conceptos principales

Tarea individual. Define los conceptos de forma breve y sintética.

Ortografía

Variantes y dialectos

Lengua estándar

Registro culto y registro coloquial

Función de las Academias de la Lengua Española

Entonación

Párrafo

Fonema

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Cuando hagas un comentario, piensa y redacta de la mejor forma posible. Gracias por cuidar tu/nuestro lenguaje.